Saltar al contenido
Dentista de Urgencias

Blanqueamiento Dental

El blanqueamiento dental es con diferencia el tratamiento estético mejor aceptado entre los pacientes. Y es que, ¿a quién no le gustaría tener una sonrisa más luminosa con uno de los tratamientos menos invasivos que existe?

Cada boca es única y el blanqueamiento responde de manera diferente en cada persona. Si quieres saber si en tu caso un blanqueamiento dental es viable, sigue leyendo.

¿En qué consiste el blanqueamiento dental?

El blanqueamiento dental con tiene un agente llamado peróxido de hidrógeno, que es el encargado de hacer que tus dientes se vean más luminosos. ¡Ojo! No, blancos, sino luminosos.

Esta parte es importante, porque si tus dientes tienden al amarillo, tras el blanqueamiento dental tendrás unos dientes amarillos muy claros (casi blancos. Pero si tienes unos dientes tirando a gris, con un blanqueamiento seguirás teniendo un color de dientes gris, pero un poco más luminoso.

Si además te interesa cambiar el color de tus dientes o el dentista prevé que un blanqueamiento no será suficiente, puedes realizar un tratamiento de carillas dentales tras el blanqueamiento. De hecho, no es extraño en casos de carillas empezar con un blanqueamiento dental para mejorar el color de base.

Ventajas

  • No necesita desgastar ni abrasionar los dientes, su efecto es solo químico.
  • Puede hacerse en solo una visita o varias, según tu disponibilidad.
  • Mejora notablemente la sonrisa sin grandes complicaciones.
  • Puede combinarse con otros tratamientos para conseguir un mejor resultado estético.

Inconvenientes

  • Solo afecta a los dientes, por lo que si tienes empastes grandes o coronas, estos no blanquearan y puede que se note el cambio.
  • Cada persona es diferente. No hay un control exacto sobre cuánto o a qué ritmo blanquearan tus dientes.
  • Puede que sea necesaria mas de una sesión para conseguir el resultado deseado.
  • Es posible notar durante el tratamiento una sensibilidad reversible.


Sensibilidad por blanqueamiento dental

Asi es. En algunos casos puedes experimentar sensibilidad mientras realizas el tratamiento. Afortunadamente, se trata de una sensibilidad reversible, es decir, que una vez acabado el tratamiento, la sensibilidad marchará.

Si eres una persona que tiene una sensibilidad generalizada en toda la boca, es importante que sepas que durante el blanqueamiento puede aumentar. En estos casos se recomienda realizar un blanqueamiento externo domiciliario (que explicaremos en el siguiente apartado) con aplicación del agente blanqueante durante días alternos.

Asimismo, contamos con muchos productos que nos pueden ayudar a disminuir la sensibilidad durante y después del blanqueamiento dental:

Tipos de blanqueamiento dental

Existen dos grandes grupos de blanqueamientos dentales y cada uno de ellos tiene sus propios subgrupos e indicaciones:

Blanqueamiento interno

Es un blanqueamiento lento, con recambios cada dos semanas, que se realiza a un solo diente porque se ha oscurecido respecto al resto de la boca.

Esta situación es frecuente cuando nos hemos dado un golpe en una diente. Es una situación similar a cuando nos damos un golpe en la piel y nos sale un moratón. En el diente parecido, pero el moratón no se reabsorbe con el tiempo y se queda oscurecido.

Blanqueamiento externo

El blanqueamiento dental externo se utiliza cuando se desea blanquear toda la boca, todos los dientes a la vez. Distinguimos entre:

  • Blanqueamiento en clínica: es un blanqueamiento dental rápido, de una o dos sesiones de 45 minutos, en las que tras la sesión ya tienes los dientes blancos. Las desventajas son que el color conseguido puede disminuir un poco tras la sesión.
  • Blanqueamiento domiciliario: es un blanqueamiento lento, que se aplica el paciente cada noche usando unas férulas. Suele durar mes y medio, pero los resultados son más estables.
  • Blanqueamiento mixto: es con el que se consiguen mejores resultados pero también el que tiene un precio más elevado. Consiste en realizar un blanqueamiento en clínica y estabilizar y reforzar el color conseguido con unas sesiones en casa.

Blanqueamiento con luz led o láser

El blanqueamiento con luz led o láser es una variante del blanqueamiento externo en clínica. Se trata simplemente de que algunas marcas comerciales emplean aparatos de luz led para activar el agente blanqueador y que actúe mas rápido.

Aun así, no está científicamente demostrado que los sistemas de blanqueamiento dental que utilizan una lámpara láser o led sean más eficaces que los otros. Hoy en día, son más una herramienta de marketing durante el tratamiento que una ventaja significativa.

Blanqueamiento casero

Existen algunos productos de venta libre que contienen el agente blanqueante en dosis más reducidas y más controladas. Son perfectos si deseas reforzar el blanqueamiento dental que ya te has hecho o si deseas blanquearte los dientes a un ritmo más lento.

¡Bicarbonato NO!

El cepillado con bicarbonato ha adquirido cierta fama entre los productos blanqueantes caseros, pero su uso es muy dañino para los dientes.

A diferencia del peróxido de hidrógeno (el agente que utilizan los blanqueamientos convencionales), el bicarbonato no blanquea los dientes por una acción química, sino mecánica.

Es decir, que cuando nos cepillamos con bicarbonato lo que hacemos es abrasionar nuestros dientes. Es como si pasáramos una lija por los dientes dejándolos mas lisos, pero también más débiles y con mas riesgo a desarrollar una sensibilidad irreversible porque les hemos quitado la capa externa a los dientes.

Por lo tanto, no debemos bajo ningún concepto utilizar bicarbonato como agente blanqueador porque aunque consigamos unos dientes más lisos (y por lo tanto parezcan más blancos) lo que hacemos realmente es lijarlos y debilitarlos.

Si deseas probar opciones de blanqueamientos caseros, aquí te dejamos una lista de productos que te pueden interesar:

¿Cuánto dura el efecto?

El efecto tras un blanqueamiento dental dura unos 5-8 años, pero depende en gran medida de tus hábitos alimenticios o si fumas o no.

Bebidas como el café, el té o el vino tinto tienen un gran potencial para teñir los dientes, pero no quiere decir que no puedas tomarlos. Simplemente intenta, por ejemplo, enjuagarte la boca con agua tras tomar tu café por la mañana. La idea es que no esté toda la mañana el café en contacto con tus dientes.


Conclusiones

Tipos de blanqueamientos

Existen blanqueamientos internos (para un solo diente oscurecido) y externos (para blanquear toda la boca). También existen productos de venta libre que tienen un potencial blanqueador más reducido.

¿Cuánto dura el blanqueamiento dental?

El efecto suele durar unos 5-8 años, pero dependerá de tus hábitos. Fumar y bebidas como el café, el té, el vino tinto pueden teñir los dientes más rápidamente.

¿Me puede dar sensibilidad el blanqueamiento dental?

Así es, pero es una sensibilidad reversible. Solo durará mientras hagas el tratamiento. Además existen productos desensibilizantes que te pueden aliviar.

¿El cepillado con bicarbonato funciona?

El cepillado con bicarbonato es peligroso porque es abrasivo y debilita tus dientes. NO deberías usarlo.


Escrito por:

Dr. J. Guinovart – Especialista en Rehabilitación Oral y Estética Dental
COEC – 7552