Saltar al contenido

Bruxismo o rechinar los dientes

Bruxismo
Dientes desgastados por bruxismo.
Dientes sanos
Dientes sin desgaste dental.

El hábito de apretar o rechinar los dientes con una frecuencia o una intensidad dañina para tu boca y dientes recibe el nombre de bruxismo

Este exceso de función que realizan los músculos de la masticación es el causante de diversos problemas dentales, musculares y articulares que presentan los pacientes bruxistas en la consulta dental. 

Pero quizás lo mas sorprendente de esta patología es que el 70% de la población rechina los dientes. También es conocida como la enfermedad silenciosa, pues la mayoría de los pacientes no son conscientes de que aprietan los dientes porque ocurre durante la noche con mayor frecuencia.

Entre los problemas más habituales derivados del hábito de bruxismo encontramos:

  • Desgaste de los dientes.
  • Fracturas de los dientes.
  • Sensibilidad dental.
  • Recesión de las encías
  • Descanso insuficiente durante la noche.
  • Insomnio.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolor de oído y cuello.
  • Dolor muscular.
  • Contracturas.
  • Limitación de la apertura bucal.
  • Cansancio.

¿Cuáles son las causas del bruxismo?

Son muchos los factores que están relacionados en mayor o menor medida con el hábito de apretar los dientes, pero el estrés es la causa principal de esta enfermedad, que recientemente se ha incorporado al grupo de enfermedades consideradas como trastornos del sueño.

No es extraño encontrar pacientes con dolores musculares y de cabeza que les aparecen en momentos de estrés, como en época de exámenes, ante problemas laborales, rupturas de pareja, etc. A veces, durante el día, también podemos sentir que estamos apretando los dientes mientras conducimos, miramos la televisión o trabajamos frente al ordenador.

Bruxismo nocturno
El bruxismo suele ser nocturno por lo que, con frecuencia, pasa desapercibido.

Bruxismo en adultos

Existen dos tipos de desgaste dental, fisiológico y patológico. El desgaste dental fisiológico no se debe al hábito de apretar los dientes, pues se trata de un desgaste natural y que tiene relación con la edad del paciente. 

El bruxismo, en cambio, crea un desgaste patológico, un desgaste dental exagerado para el tiempo de uso de esos dientes, fruto de una hiperfunción realizada por los músculos de la masticación.

Por lo tanto, no será urgente ni necesario tratar desgastes ligeros en un paciente, por ejemplo, de 70 años de edad, pero sí será importante proteger y prevenir el mismo tipo de desgaste en un joven de 23 años.

Bruxismo en niños

El bruxismo en niños empieza durante la adolescencia, entre los 17 y 20 años, y afecta de manera similar tanto a mujeres y como a hombres. Es muy importante la prevención temprana del bruxismo en niños, pues un desgaste excesivo de los dientes a una edad temprana causará muchos problemas dentales en un futuro debido a que partimos de unos dientes ya muy debilitados.

Las férulas de descarga impiden el crecimiento del hueso maxilar en los niños con bruxismo. Por lo tanto, hay que esperar a que el niño con bruxismo acabe el crecimiento y, mientras tanto, controlar factores de estrés, respetar las horas de sueño y asegurar una correcta mordida, entre otros.

Tratamiento del bruxismo

Dependiendo de la edad del paciente, del grado de desgaste de las piezas dentales y de los problemas asociados al hábito de rechinar los dientes, se deberá realizar un tratamiento solamente preventivo o un tratamiento conjunto de reparación y prevención.

A continuación, te presentamos los tratamientos para el bruxismo que se pueden realizar en una clínica dental:

Férula de descarga

La férula de descarga para el bruxismo es un aparato removible que se utiliza para dormir y muy similar a un protector deportivo. Tiene tres funciones: hace una barrera entre los dientes que protege del desgaste, relaja los músculos y la articulación llevando la mandíbula a una posición de reposo y sirve de retenedor para que no se muevan los dientes. Por lo general, la férula de descarga se utiliza en los dientes de arriba, pero en algunos casos necesita colocarse en los dientes de abajo y será el odontólogo especialista quien deberá tomar esa decisión.

También existen unas férulas blandas, de venta libre al público y muy económicas que se supone que pueden ayudar a proteger los dientes del bruxismo. La realidad es que, a pesar de que sí hacen de barrera protectora entre los dientes, se desgastan con mayor facilidad y al ser más blandas, estimulan los músculos y hacen que aprietes más por la noche, pudiendo empeorar la situación.

férula de descarga
La férula de descarga ayuda a prevenir el desgaste dental.

Toxina Botulínica

Mundialmente conocido como un tratamiento de estética facial, la toxina botulínica o botox es un agente muy beneficioso cuando el paciente rechina los dientes, ya que consigue relajar los músculos de la masticación e impide que apretemos de manera excesiva. 

Es especialmente eficaz en casos de bruxismo severo, sobretodo aquellos acompañados de dolores de cabeza. El tratamiento suele involucrar unas 3-4 sesiones en total, que se realizan una vez al trimestre.

Ortodoncia

Como se observa en la imagen superior, al desgastarse los dientes éstos no dejan de tocar, sino que siguen erupcionando hasta notar de nuevo el contacto con los dientes contrarios y así no perder la función. Al cabo de los años, nos encontramos dientes muy desgastados y pequeños que además han erupcionado y han perdido el espacio que tenían antes. Esto supone un problema porque ahora, aunque queramos reconstruirlos, ya no existe el espacio que había al principio.

En estos casos se necesita realizar una ortodoncia para mover los dientes a la posición original y crear espacio que necesitamos para repararlos.

Reconstrucciones dentales

Una de las mejores formas de prevenir futuro desgaste dental es reparar y devolver aquello que se ha perdido. Además, si el hábito de bruxismo continúa, solo se desgastará lo nuevo, lo artificial.

Es importante destacar que el tratamiento de reparar desgastes suele involucrar todos los dientes, porque si solo se devolviera la forma a los dientes de delante, los dientes posteriores quedarían en el aire al cerrar, y viceversa. Por esta razón, los tratamientos de desgaste dental suelen realizarse en aquellos casos en los que el desgaste es avanzado y patológico.

Control de hábitos

Especialmente indicado en casos de bruxismo de día. Consiste en identificar aquellas situaciones en las que el paciente rechina los dientes con mayor frecuencia. Además, se debe realizar un estudio y modificación de los hábitos de vida y desencadenantes (como el café, chicles o estrés).

Fisioterapia

Visitar a un fisioterapeuta especializado en la ATM (articulación temporomandibular) o la articulación de la mandíbula te ayudará a conseguir una relajación de tus músculos masticatorios y disminuir o eliminar del todo cualquier contractura o dolor muscular.

Además, te puede aconsejar y proponer cierto ejercicios que te ayudarán a relajar la musculatura y prevenir futuros desgastes o problemas articulares.

Fisioterapia
Un fisioterapeuta especialista en ATM puede ayudarte a reducir la tensión muscular.

¿Cómo puedo saber si tengo bruxismo?

Los pacientes bruxistas tienen ciertos signos que se repiten. Algunos solo los puede ver un odontólogo especializado, pero otros son fácilmente reconocibles por el paciente. Destacamos:

  • Facetas de desgaste: al rascar los dientes puedes ver como encajan plano contra plano perfectamente los dientes de arriba y abajo.
  • Abfracción: cuellos de los dientes cóncavos por la presión ejercida (imagen inferior).
  • Línea alba: al despertarte, notarás con la lengua una línea horizontal en la parte interna de la mejilla.
  • Dientes aplanados: los dientes ya no son redondos o tienen puntas. Toda la parte que muerde es plana.
  • Sensibilidad causada por el desgaste.
  • Dientes de pequeño tamaño.
  • Recesión de las encías: no es la única causa, pero suele aparecer en pacientes bruxistas.
Dientes desgastados
Esquema de la pérdida de tejido dental por bruxismo
Bruxismo y abfracción
Abfracción dental por bruxismo.

Breve resumen

¿Cómo puedo saber si aprieto los dientes?

Si rechinas los dientes notarás que el tamaño de tus dientes es más reducido, con la parte que muerde muy plana. Además puede ir acompañado de cavidades en el cuello del diente (abfracción) y recesión en las encías por tensión acumulada al apretar.

¿Cómo se trata el bruxismo?

Entre los tratamientos para el hábito de apretar los dientes encontramos el uso de una férula de descarga, infiltraciones de toxina botulínica, ortodoncia, reconstrucciones dentales, fisioterapia, control del hábitos y estrés.

¿Para qué sirve la férula de descarga?

La férula de descarga previene el desgaste dental y ayuda a relajar los músculos y la articulación. Su uso es generalmente nocturno.

¿Pueden tener bruxismo los niños?

Sí, suele aparecer entre los 17 y los 20 años y afecta de igual manera a niños y niñas. El tratamiento es principalmente conductual: controlar el estrés, respetar las horas de sueño, asegurar una buena mordida, etc.


Escrito por:

Dr. J. Guinovart – Especialista en Rehabilitación Oral y Estética
COEC – 7552