Saltar al contenido

¿Qué es la caries dental?

No es ningún secreto que una de las razones por las que retrasamos la visita al dentista es porque cada vez que vamos nos encuentran algo. Y muchas veces se trata de una caries dental.

Pero, ¿qué es exactamente una caries?

Los dentistas no solemos dedicarle mucho tiempo a explicarle a los pacientes qué es exactamente una caries dental. Tampoco se trata de darle una clase magistral de caries dental a todos los pacientes, pero con que se entienda qué es lo que la causa, hemos ganado mucho en prevención.

Una caries dental es un hueco (cavidad) que se forma en tus dientes porque se deshacen (desmineralizan).



¿Y por qué se desmineralizan mis dientes?

Lo explicaremos con detalle más adelante, pero una definición sencilla sería que la causa de esta desmineralización es el ácido que sueltan las bacterias que están en tu boca cada vez que tu (y ellas) comen.

No hay que alarmarse, pues la mayoría de esas bacterias son buenas. De hecho, (y pido perdón si esto hiere la sensibilidad del lector) todos nosotros contamos con un ejercito de bacterias que nos protegen, nos ayudan a realizar la digestión, nos aportan energía, mantienen alto nuestro sistema inmune, etc.

Es tan importante el papel de las bacterias en nuestra vida que cada uno de nosotros cuenta con más bacterias que células propias, con una proporción de una célula por cada diez bacterias.

Esta es la principal razón de que sea tan malo y nos sienta tan mal el uso irresponsable de antibióticos y otros medicamentos gastrolesivos, como por ejemplo el ibuprofeno.



Ahora viene lo importante…

Esta desmineralización que causa la caries no es permanente. Solo dura media hora. Y esta recuperación es gracias a nuestra saliva, que se encarga de recuperar la alcalinidad de nuestra boca y parar el proceso de desmineralización que causa la caries.

Curva alcalinidad de saliva
La saliva previene la desmineralización que causa la caries.

Esto quiere decir que una de las cosas que más afecta la aparición de caries es la frecuencia entre comidas. Si nos pasamos todo el día picando algo cada media hora, no le daremos tiempo a la saliva a recuperar la acidez de nuestra boca y estaremos siempre en modo desmineralización.


Entonces, ¿para qué sirve cepillarse los dientes?

Muy buena pregunta. Este es otro de los mitos sobre las caries. Ahora que hemos entendido la media hora de desmineralización de arriba podremos entender por qué nos cepillamos.

El cepillado tiene una función mecánica.

Si respetamos la frecuencia de horas pero no nos cepillamos después de comer es exactamente lo mismo que si comiéramos cada media hora, porque el trozo de comida seguirá entre los dientes todo el día.

De hecho, la mayoría de las caries no ocurren en la parte de fuera de los dientes, sino entre ellos. Porque en esa zona es donde se queda atascada la comida. Por eso los dentistas hacemos tanto énfasis en usar hilo dental.

También queremos desmentir otro de los mitos de las caries, pues aunque todos los anuncios de televisión nos vendan una pasta dental o un enjuague específico, a al hora de tener la boca limpia lo realmente importante es limpiar mecánicamente, barrer, cepillar. Y no tanto la marca comercial de la pasta.

carie dental
La caries dental es una de las causas de la pérdida de dientes.

¿Cuáles son los síntomas de la caries dental? ¿Cómo sé si tengo caries?

La presencia de caries dental en tu boca solo te la puede evaluar un dentista durante las revisiones. Pero aquí te dejamos ciertos indicios de que algo no va bien:

  • Mal sabor de boca: normalmente las caries, sobretodo si son caries grandes, tienen mal sabor por el proceso de infección que las acompaña.
  • Dolor o sensibilidad al frío: es un indicador de que la caries está acercándose al nervio y lo está irritando. Te recomendamos leer este artículo sobre sensibilidad para más información.
  • Dolor o sensibilidad al calor: es otro indicador de que algo pasa en tu diente. Si te duele al calor la caries suele ser más grande. También tienes un artículo donde lo explicamos detalladamente.
  • Dientes apiñados: los dientes apiñados o montados unos sobre otros tienen a retener más comida y ser más difíciles de limpiar.
  • Boca seca: hemos visto que la saliva nos protege de la caries. Las personas con boca seca deberían hacer revisiones más a menudo porque han pedido un método de defensa frente a la caries dental.

Tratamiento de la caries dental

El tratamiento de la caries dental es muy similar al de las fracturas dentales. Es decir, depende del tamaño de la cavidad:

Si un diente tiene una caries por una capa externa puede desarrollar un poco de sensibilidad al frío, pero el tratamiento solo consistirá en reconstruirlo con un “empaste” y la sensación irá mejorando.

En cambio, si la caries dental es más profunda y afecta al nervio será necesaria, además de la reconstrucción, la endodoncia o tratamiento de conductos para evitar que el nervio se infecte en un futuro.

El último caso es aquel en el que el diente tiene una caries muy extensa y reconstruirlo es inviable. En esos casos, el resto del diente se debe extraer para posteriormente colocar algún tipo de prótesis que reemplace al diente perdido (por ej.: un implante dental o puente).


Paso a paso de la reconstrucción de una caries.



Caries en niños

La caries infantil es un gran indicador de cómo será la relación con el dentista el resto de la vida. Por ello es tan importante la prevención de caries dental en edades tempranas.

La caries dental en niños empieza en los padres.

Los adultos todos tenemos una flora bacteriana estable en nuestra boca, que será mejor o pero según lo que nos cuidemos, pero el niño al nacer aun tiene que desarrollar su propia flora.

Esta flora en desarrollo estará muy influenciada por las bocas de sus padres, mediante besos y compartiendo alimentos. Y ese será uno de los primeros regalos del papá y la mamá a sus hijos: una flora bacteriana buena o no tan buena.

Caries en dientes de leche

Como hemos visto, es muy importante la flora bacteriana con la que contamos. Si un niño ya tiene caries en los dientes de leche es bastante probable que desarrolle caries en los definitivos, pues van a crecer en un ambiente que es propenso para las caries.

Los caries infantil y la ortodoncia

Es muy recomendable que un niño (y cualquier persona) lleve ortodoncia si la necesita. De hecho, hemos visto antes que los dientes apiñados son más propensos a causar caries.

Pero toda persona que lleva o ha llevado ortodoncia sabe que los hierros son muy difíciles de limpiar y no es extraño encontrar múltiples caries en la boca de un niño cuando llega el día de retirar la ortodoncia.

¿Qué se puede hacer al respecto?

La mejor prevención es el hábito de cepillado y las revisiones frecuentes al dentista. Tampoco está de mas realizar un par de limpiezas al año para asegurarnos de que la encía y los dientes de los niños no sufren.

Un buen protocolo de prevención de caries en niños con ortodoncia es:

  • 1 revisión completa con cada visita al ortodoncista (no solo mirar el apiñamiento).
  • Hábito de cepillado por parte de los padres e hijos.
  • Fluorización en la clínica dental 2 veces al año.
  • Higiene dental 2 veces al año.
  • Fluorización al retirar los brackets, acabada la ortodoncia.

cepillado dental
El hábito del cepillado la mejor prevención de caries infantil.


Como conclusión…

¿Qué es la caries?

La caries es una cavidad (hueco) que se forma en los dientes cuando se desmineralizan (se deshacen).

¿Cuál es la mejor manera de prevenir la caries?

Eliminar toda la comida con el cepillado y evitar comer entre horas.

¿Cómo puedo evitar que mis hijos tengan caries infantil?

La primera barrera es la buena salud bucal que tengan sus padres y enseñar buenos hábitos con el ejemplo.


Escrito por:

Dr. J. Guinovart – Especialista en Rehabilitación Oral y Estética
COEC – 7552