Saltar al contenido
Dentista de Urgencias

Diseño de Sonrisas

El diseño de sonrisas es uno de los… ¿tratamientos? que tiene más marketing en odontología. Desde luego es muy mediático. Se suele asociar a famosos, carillas, revistas, pero nadie sabe decir con seguridad qué es lo que te van a hacer en el dentista cuando preguntas por un diseño de sonrisas.

Y la verdad es que muchos dentistas tampoco tienen claro qué es o cómo se hace, aunque veremos muchos escaparates de clínicas dentales con ese concepto.

¿Qué es el diseño de sonrisas?

El diseño de sonrisas, diseño de sonrisas digital (DSD) o Digital Smile Design es un concepto muy antiguo que se ha digitalizado y eso le ha hecho ganar la atención de los medios de comunicación.

Pero si se simplifica el concepto, el famoso diseño de sonrisas consiste tres pasos muy sencillos: evaluar cómo está la boca del paciente, ver qué queremos mejorar y decidir qué tratamientos nos llevarán del punto A al punto B. La ventaja de que este diseño sea ahora digital es que facilita mucho la comunicación dentista-paciente y se entiende mejor todo el proceso.

De hecho, a pesar de que el diseño de sonrisas suena tan comercial, consiste en un estudio muy útil a la hora de planificar cualquier tipo de caso (sea estético o no).


Antes y Después

Te presentamos uno ejemplo de diseño de sonrisa para que te hagas una idea más clara del concepto. Verás que sobre una situación inicial se trazan ciertas líneas que ayudan al especialista en estética dental a determinar hasta dónde queremos llegar y cómo se vería:

Diseño de Sonrisas realizado por el Dr. J. Guinovart, en Barcelona.


¿Cómo se hace un DSD? Paso a paso

Como hemos comentado antes, el diseño de sonrisas consta de tres pasos bien diferenciados:

  1. Recogida de información: fotografías , moldes de los dientes y entrevista con el paciente.
  2. Estudio o diseño del caso.
  3. Explicación del caso: si el dentista es especialista en estética dental, puede preparar una simulación con fotografías o en vivo para que el paciente vea el resultado antes de empezar.

El último punto es muy importante porque deja claro que el diseño de sonrisas es solo un diseño, una planificación de lo que podemos llegar a conseguir si realizamos un tratamiento dental, pero durante todo el proceso no se ha empezado aun a trabajar.

Por lo tanto, no hay ningún riesgo de realizarse un diseño de sonrisas, aparte del precio que pueda tener el estudio del caso, porque es puramente informativo.



Tipos de Diseños de Sonrisa

Como hemos visto, el diseño de sonrisas consiste en una simulación del resultado final que puede tener un tratamiento dental. Este diseño o estudio se puede presentar al paciente de diversas maneras.

Diseño de Sonrisas en 2D

En este primer caso, el diseño de sonrisas se enseña en formato fotografía o vídeo, como hemos visto anteriormente. El dentista especialista puede presentarlo de diversas maneras:

  • Fotografía sin modificar enseñando los aspectos a mejorar y explicando de manera verbal cómo conseguir estos objetivos.
  • Fotografía con un trazado de líneas en el que se observan con mayor claridad las nuevas líneas de referencia, formas y posiciones de los dientes.
  • Fotografías con simulación. Es la más explicativa porque se puede ver el resultado final como si de una fotografía se tratase.

Diseño de Sonrisa 3D

Este DSD seguramente sea el que te haga decidir si te animas a realizarte el tratamiento dental o no, ya que se trata de una simulación real en la que, sin tocar tus dientes, puedes ver el resultado final en tu boca.

¿Es eso posible?

Asi es. Y quizás lo más agradecido es que en 15 minutos de sesión ya puedes ver tus dientes cambiados.

Consiste en colocar un material provisional por encima de tus dientes cambiando la forma durante la prueba. Con frecuencia se realiza una sesión de fotografías antes y después para que te puedas llevar el resultado a casa y pensártelo con calma. Y al acabar, por supuesto, se retira el material.

Hay algunos casos en los que no es viable este tipo de diseño, por eso existen las simulaciones en dos dimensiones. Pero será el especialista en estética dental quien te guíe en la primera visita y te explique qué tipo de simulación puedes hacerte.

Aquí puedes ver otro ejemplo de simulación. ¡En este caso, en 3D!

Diseño de Sonrisa con Carillas Dentales

Con frecuencia se asocia el DSD con las el tratamiento de carillas dentales. Pero como hemos visto anteriormente son independientes.

Por un lado hablamos de una planificación y la manera de exponerlo al paciente y por otro lado el tratamiento que se decidirá o no realizar el paciente tras el estudio estético.

Las carillas dentales son solo uno de los posibles tratamientos, pero no el único que puede derivar de un diseño de sonrisa. La idea es que independientemente del tratamiento que se haga después, primero estudiemos qué queremos conseguir y según el objetivo se hará el tratamiento que corresponda.


Precio del DSD

A pesar de que no es un tratamiento dental, consiste en dos visitas con una preparación del caso entre ellas y suele tener un precio.

A veces es llamado estudio estético o primera visita estética y el precio está entre los 50 y 100€ dependiendo de la clínica y la localización.

Aun así, como hemos dicho al principio del artículo, es un concepto dental que tiene mucha publicidad dental y realmente son pocos los dentistas especializados que saben hacer un diseño de sonrisas en condiciones. Te recomendamos que preguntes en tu clínica dental qué se va a hacer antes de lanzarte.


Como conclusión…

¿Qué es un diseño de sonrisa?

Es un estudio que realiza un especialista en estética dental en el que se planifica un caso mediante fotografías de la sonrisa. Es el paso previo a realizar el tratamiento.

¿Qué tipos de diseño de sonrisa hay?

Diseños en dos o en tres dimensiones. Dependiendo del caso se podrá realizar uno u otro.

Paso a paso del DSD

Primero se realiza un entrevista y una sesión de fotos, luego la planificación del caso y por último se le presenta al paciente la simulación.

¿Se han de tocar los dientes?

El diseño de sonrisa es solo un estudio, no un tratamiento. No hace falta tocar los dientes para realizarlo.


Escrito por:

Dr. J. Guinovart – Especialista en Rehabilitación Oral y Estética Dental
COEC – 7552