Saltar al contenido

Dolor dental al calor


¿Qué significa tener dolor al calor? ¿Qué tengo que hacer?

Cuando nos duele o nos molesta un diente comiendo cosas calientes lo primero que hay que hacer es distinguir si se trata de sensibilidad general al calor o es un dolor específico que afecta solo una zona de nuestra boca.

Si tu caso es el primero, es decir, sensibilidad al calor en cualquier parte de la boca y que se deja de notar en el instante en que quitas el alimento o bebida caliente, no deberías preocuparte en exceso, pues consiste en una respuesta un poco exagerada a un estímulo normal.

Este tipo de molestias (porque no debería llegar a ser dolor) son más frecuentes y suelen estar asociados a inflamaciones localizadas en la encía o pequeñas heridas previas.

Existen algunos productos dentales desensibilizantes que te pueden aliviar esta sensación, pero solo si se trata del primer caso. Aquí tienes algunos ejemplos:

  1. Pasta dental de uso diario: para casos en los que en general se tiene sensibilidad.
  2. Geles tópicos y geles bio-adhesivos: indicados para una zona en específico. Los debes aplicar masajeando suavemente con el dedo limpio.
  3. Colutorios desensibilizantes: al menos un enjuague al día, dos o tres minutos.

¿Y el segundo caso?

El segundo caso es cuando tienes un dolor que cada día se hace más intenso, que solo notas en una zona o un lado específico y que tarda varios segundos en irse.

Si estas en este grupo, lo que debes saber es que el nervio de uno de tus dientes está inflamado, irritado. Y es esta irritación lo que hace que estímulos normales (ej.: té o comida caliente) estén causando una molestia tan grande.

Un ejemplo similar es el caso de tener una herida que se está curando en una mano. Si no la tocas no te va a molestar, pero si intentas usarla, es muy probable que duela.

Este tipo de dolor intenso con cosas calientes suele acompañarse con dolor dental al calor, pues la causa (un nervio inflamado) es el mismo.


Esta bien… y, ¿Qué me está causando esta inflamación del nervio?

Lo más probable es una caries, pero no hay forma de saberlo sin una exploración dental y una radiografía. En este caso tendrás que acudir a un dentista para asegurarte y repararlo.

Es importante que no tardes mucho en acudir a tu cita, porque una caries puede ser pequeña o mediana, pero si la dejamos crecer puede llegar a infectar el nervio, lo que requeriría un tratamiento de conductos o endodoncia, además de la reconstrucción por caries.



Como conclusión

Tipos de sensibilidad al calor

Sensibilidad generalizada o sensibilidad específica por un nervio inflamado en un diente.

¿Qué debo hacer si tengo sensibilidad general?

Si utilizas productos desensibilizantes como pastas, geles o colutorios puede mejorar.

¿Qué debo hacer si creo que tengo un nervio inflamado?

Acude rápidamente a un dentista para eliminar la causa y evitar una posible endodoncia.



Algunos productos que te pueden ser de ayuda:


Escrito por:

Dr. J. Guinovart – Especialista en Rehabilitación Oral y Estética Dental
COEC – 7552