Saltar al contenido

Problemas con carillas dentales (y soluciones)

El tratamiento de carillas dentales, como cualquier otro procedimiento en odontología, no está exento de inconvenientes o problemas. Si este es tu caso, no desesperes. A continuación te explicamos qué cuidados debes tener con tus carillas y cómo solucionar cualquier urgencia.

Caso Carillas
Caso de Carillas antes y después – Dr. J. Guinovart

Cuidados que debes tener con tus carillas dentales

Al igual que tus dientes, las carillas de cerámica son fuertes y longevas, pero no son indestructibles. Por ello es importante que conozcas qué debes hacer para proteger y alargar la vida de tus carillas.

  • Bruxismo: al rascar los dientes puedes desgastarlos. Lo mismo pasa con las carillas. Es muy recomendable usar una férula de descarga tras la colocación de las carillas.
  • Morder alimentos duros: Huesos, cáscaras, morderse las uñas, golpes, abrir botellas y envoltorios con tus dientes pueden comprometer el estado y la apariencia de tus carillas y dientes.
  • Tinciones: por suerte, las carillas se tiñen menos que los dientes, pero no están exentas de absorber color. Intenta no pasarte con el café.
  • Buena higiene: con las carillas es especialmente importante el uso del hilo dental. La caries no afecta a la cerámica y no las podrás ver.
  • Mantenimiento: no olvides acudir a tu cita anual o semestral de control e higiene. La prevención es tu mejor aliado.

Problemas con carillas provisionales:

A continuación, te presentamos los posibles problemas que se te pueden presentar mientras estás esperando por tus carillas definitivas.

Diseño de Sonrisa 3D
Carillas provisionales colocadas por Dr. J. Guinovart – Barcelona.

Carilla provisional rota:

Esta es la principal urgencia que puedes tener con durante la fase provisional. Debes entender que, a diferencia de otros tipos de provisionales, estas carillas solo cubren el diente por delante y tienen muy poca retención.

Debemos tener mucho cuidado a la hora de comer con nuestras carillas provisionales. Especialmente con gestos como el de comer una pizza o un bocadillo. Por eso, te recomendamos intentar limitarte a los dientes posteriores, donde no solemos llevar carillas.

¿Qué hacer con una carilla provisional rota?

La primera opción es simplemente esperarte a tu cita de colocación de carillas. Sobretodo si queda poco tiempo para la próxima cita y estéticamente no te molesta demasiado.

Por el contrario, si estéticamente te afecta o te da sensibilidad, debes llamar a tu clínica dental y pedir una cita de urgencia. No es una urgencia fácil de reparar, pues suele saber hacerlo solo el odontólogo especialista en estética dental.

Carilla provisional teñida o manchada:

Las carillas provisionales, a diferencia de las cerámicas, están hechas de una resina temporal muy porosa. Esto las hace muy propensas a las tinciones.

Por lo tanto, debes evitar comer alimentos que tiñan los dientes. Es bastante frecuente urgencias porque los pacientes tienen los dientes oscuros por tomar vino tinto, arroz con colorante o azafrán o incluso helados con mucho colorante (ej.: Calipo).

¿Qué hacer si tus carillas provisionales se han teñido?

Lo primero que debes hacer es cepillarte bien los dientes e intentar eliminar la tinción. Puedes incluso probar a cepillarlos con un poco de bicarbonato para conseguir un efecto abrasivo y arrastrar los colorantes de la superficie del provisional.

Tengo sensibilidad desde la última cita

Una sensibilidad leve o moderada es normal tras la primera cita de tallado e impresiones. Ten en cuenta que al preparar los dientes estamos «molestando» o «agrediendo» a los dientes y el nervio puede empezar a quejarse.

Es una sensibilidad reversible, es decir, que con el tiempo (a veces meses) irá disminuyendo. Puedes consultar a tu odontólogo para que te prepare una receta de antiinflamatorios. Esto ayudará a disminuir el dolor y desinflamar el nervio dental.

Por último, muchas veces la sensibilidad disminuye cuando te colocas las carillas definitivas, así que se paciente y dale tiempo a tus nervios para desinflamarse.

No me gustan las carillas provisionales

Este punto es muy importante. ¿Por qué?

Por un lado, debes pensar que las carillas provisionales no tienen el color, el brillo o la textura de las carillas definitivas. Como hemos dicho anteriormente, te debe servir como guía para imaginar el cambio durante este periodo de espera.

Por otro lado, si lo que no te gusta de tus carillas provisionales es la forma o la longitud debes informar lo antes posible a tu odontólogo especialista porque este provisional es una guía de referencia para las carillas definitivas.

Así que si deseas un cambio de forma respecto al provisional, habla con tu odontólogo cuanto antes para que lo tengan en cuenta.

carillas sin tallado después
Carillas definitivas tras su colocación.

Problemas con carillas definitivas

¿Qué inconvenientes podemos tener con nuestras carillas dentales? Si las carillas están bien realizadas, las carillas deberían ser como tus dientes naturales pero, a veces, podemos encontrarnos algunos problemas.

Carilla dental se despega o se cae

Las carillas dentales no se deben despegar. Si es el caso, es un problema menor y suele deberse a un fallo en el proceso técnico de colocación.

  • Si tienes la carilla contigo, la solución es muy sencilla. Consiste simplemente en acudir a la clínica para que realicen un buen cementado de esta sobre tu diente.
  • Si no tienes la carilla caída, el proceso es más complicado porque deberás empezar nuevamente desde la primera cita. Muchas veces, cuando se trata del incisivo central (el diente de delante), se deben repetir los dos para asegurar que queden iguales.
Colocación de carilla
Carilla antes de ser colocada sobre el diente.

Carilla dental rota

Hay muchas razones por la que una carilla de cerámica se puede romper. Desde un mal ajuste de tu mordida por parte del dentista tras colocar las carillas a una fractura por bruxismo o por morder un alimento demasiado duro (al igual que como pasaría con un diente).

En el caso de que la fractura sea muy superficial es suficiente con un ajuste de la oclusión y un pulido de la zona.

Por el contrario, si la fractura es evidente, no queda más remedio que reemplazarla. Al igual que en el punto anterior, si la fractura es de uno de los dientes de delante, el odontólogo puede decidir que lo mejor es reemplazar las dos carillas anteriores para que queden iguales.

Lo mejor que puedes hacer para proteger tus carillas es usar una férula de descarga, que las mantendrá protegidas durante la noche y evitará que se desgasten o fracturen en el tiempo.

férula de descarga
La férula de descarga ayuda a prevenir el desgaste de carillas y dientes.

Sensibilidad con carillas definitivas

Como hemos dicho anteriormente, la preparación y la colocación de las carillas pueden «molestar» al nervio del diente e inflamarlo. Es responsabilidad del odontólogo especialista informarte de esta posibilidad antes de realizar el tratamiento.

Esta inflamación suele ser temporal y diminuir durante las semanas siguientes a la colocación (a veces meses). Lo prudente es consultar con tu odontólogo de confianza para que te realice una terapia de desensibilización, que consistirá en un ajuste oclusal, aplicación de geles y barnices para la sensibilidad, fármacos antiinflamatorios, etcétera.

Si pasado un tiempo prudencial y habiendo agotado todas las alternativas de desensibilización dental seguimos teniendo sensibilidad, es probable que necesitemos una endodoncia o tratamiento de conductos.

Este procedimiento consiste en eliminar el nervio, que está irritado y no es capaz de volver a una situación de normalidad. Es un tratamiento rápido, normalmente indoloro y eficaz en cuanto a la eliminación del dolor.

Como conclusión…

¿Qué hacer si se despega una carilla?

Lo más aconsejable es que la guardes contigo. Tu dentista será capaz de recolocarla en su sitio sin mayor problema. Si la has perdido, solo se puede volver a empezar y fabricar una nueva.

¿Qué hacer si se ha roto una carilla de cerámica?

Si es una fractura evidente, no hay más remedio que cambiar la carilla entera. En cambio, si se ha roto una esquina muy pequeña, el odontólogo puede pulirla y disimular la fractura.

Tengo sensibilidad tras las carillas

La sensibilidad se debe a que el nervio de tu diente se ha irritado de forma reversible (normalmente). Debes consultar a tu dentista para que te ayude a disminuir la sensibilidad y darle tiempo al diente para que se recupere.

¿Qué mantenimiento tiene una carilla dental?

Principalmente como un diente normal: evitar apretar los dientes o realizar hábitos que los puedan dañar (morder uñas, abrir envoltorios, etc.), tener una buena higiene oral (hilo incluido) y acudir regularmente a tus mantenimientos.

Problemas con carillas provisionales

Si estás en la fase de espera y se ha roto, despegado o teñido tu provisional simplemente acude a tu dentista para que lo reparen. Si queda poco para tu cita de colocación y no supone un problema estético puedes esperar.